Crónica de la Sexta jornada de DHB entre BUC Barcelona y RC L’Hospitalet… “La premisa era seguir por la senda de la cultura de equipo, sentirnos más cercanos y empujar juntos por encima de lo técnico-táctico.”

Tras la victoria en casa con el Valencia, nos tocaba enfrentarnos en condición de visitantes a BUC. La premisa era seguir por la senda de la cultura de equipo, sentirnos más cercanos y empujar juntos por encima de lo técnico-táctico. Pero la semana nos reservaba una noticia que nos afectó directamente: nuestro HeadCoach Leo sufría una trombosis y debía dejar el campo de juego para estar en una UCI. DEbíamos seguir entrenando y trabajando para mejorar, día a día, entreno a entreno, para regalarle una sonrisa en esta difícil semana que tuvo. También tuvimos que sentir la baja de nuestro capitán, David, quien sufrió un duro golpe el partido anterior y no pudo estar dentro de la cancha como jugador; pero si estuvo fuera para darnos una mano donde hiciera falta, llevando bidones o ayudando en la preparación pre-partido.

A pesar de tener una semana marcada por las bajas, logramos dejar todo lo negativo fuera del campo de juego. Tuvimos un primer tiempo marcado por las imprecisiones y nerviosismo. Sabíamos de la dificultad de este partido. Sabíamos que era un partido Trampa. No lográbamos concretar las acciones que teníamos, perdiendo el balón en sus 22 contrarias antes de marcar ensayo. 

Termina la primera parte 3 a 0 abajo en el marcador. Entramos rápido al vestuario para conversar y ver que teníamos que ajustar. Logramos corregir los detalles que en la primera parte no nos habían salido y pasamos al frente del marcador. Esa diferencia la comenzamos a capitalizar, utilizando la defensa como estandarte, para llevar el equipo rival hacia atrás. No podían entrar en nuestro ingoal. Nos hacíamos cada vez más fuertes.  

(Agradecemos a Fabiana Rotela el haber compartido generosamente el video ilustrativo)

Con la defensa como estandarte, sin permitir que ellos penetrasen nuestras filas, el partido se fue acabando, hasta quedar 9-15. Una victoria sumamente importante, sabiendo que se viene el paraté por las fiestas y que hasta dentro de 3 semanas no tendremos partidos.

Es momento de descansar, corregir aspectos y seguir trabajando día a día, para que nuestro equipo siga mejorando día a día.

A recargar energías y encarar el 2021 como se debe, empujando todos juntos para adelante!

Amunt Hospi