Crónica de la Octava jornada de DHB entre Fénix CR y RC L’Hospitalet…”Aprender que hay que estar muy concentrados todo el partido y que una desconexión te hace perder contra equipos de este nivel”

El pasado sábado, a las 17h, enfrentaba un local Fenix CR y un RC L’Hospitalet que llegaba en buena racha y con mucha determinación a competir seriamente por la victoria. Finalmente la misma fue para los locales, pero no sin luchar mucho para conseguirla.

El partido comienza en un rato de patadas tácticas de ambos equipos, donde ninguno de los dos lograba romper las defensas, hasta que un golpe de castigo centrado, a unos 35m de los palos, David Jorge adelantaba los azul/naranja 0-3 al minuto 11.

En el 12, la lesión del 10 blanco, Galles – al cual deseamos su pronta recuperación – determinaría el devenir del partido ya que el 15, Viriot, pasaba de ser zaguero a colocarse como apertura. Este cambio provocó que el jugador francés comenzase a jugar con su maravilloso pie y encerrando a los visitantes en su campo. Su juego y visión dieron otra marcha a los locales.

5 minutos más tarde, en medio campo, por manos en el ruck por parte de los ribereños, la patada generó una touch, que luego que Hospi intentara no defender el maul, el árbitro concedió el avance del mismo, aunque sin oposición según nuestro criterio. Luego de coger carrera, ya fue imposible pararlo, poniendo el primer ensayo de Jimenez, transformado por Viriot, la figura del partido. 7-3 al minuto 17.

Otros dos golpes de Viriot a los minutos 24 y 37 estiraban la diferencia a 13-3, el último, brillante, desde detrás de medio campo.

Ya en el minuto 40, una touch en medio campo se juega rápidamente a los backs. Una pésima defensa de L’Hospitalet, que falla hasta 3 placajes en el centro del campo, hace que la internada blanca llegue a 15m de ensayo y un rápido ruck con una nueva apertura hacia la derecha acaba en un ensayo en la esquina de Ortega. Un duro castigo para L’Hospi, por como fue el partido, con un claro 20-3 a favor de los maños al descanso.

La segunda parte fue muy distinta. L’Hospitalet sacaba su raza peleando cada pelota y con unos delanteros que salían ha imponerse, física y mentalmente. Así, con duras melés, comenzaba a someter a los blancos. Con dos ensayos casi bajo palos de Gonzalez y Lezano, hacía que al minuto 58 la diferencia fuera de 20-17 ¡Todo por jugar! ¡Con 20 minutos por delante!

El pánico se veía en las caras de los locales, pero supieron soportar esa presión y cada vez que cruzaron medio campo supieron marcar puntos. Un ensayo, 5 minutos más tarde, en el 63, cuando era la primera vez que superaban el medio campo, lograban ensayar por medio de una zambullida de Sevil en la esquina izquierda, luego de otro error defensivo ribereño que Viriot, con gran visión continuaba en el mismo sentido abriendo rápidamente al exterior. 8 puntos de distancia al 63.

Así continuó el resto del partido: L’Hospi intentando, atacando duramente delante pero no pudiendo finalizar las jugadas y los blancos defendiendo aguerridos. Hasta que ya en el 40 de la segunda parte, una jugada por el cerrado izquierdo provocaba un golpe catalán en los 40m que el nº 9 Duvignacq, jugaba rápido y que enlazaba con el 20 Pasamar que llegaba a estirarse, cerrar el partido con el marcador definitivo de 32-17.

Resultado muy mentiroso con lo que fue el partido. A pesar de la derrota RC L’Hospitalet demostró su pundonor y luchó hasta el final.

Como cierre hay que aprender que los partidos entre dos grandes equipos: muy parejos en todo, se definen en las individualidades y los detalles. Viriot marcó la diferencia en los blancos y algunos errores individuales de L’Hospitalet le han penalizado gravemente durante el partido y marcaron el resultado final. Justa victoria de los blancos, muy sólidos y eficaces.

En L’Hospi, la lectura puede ser muy positiva a pesar de la derrota: aprender que hay que estar muy concentrados todo el partido y que una desconexión te hace perder contra equipos de este nivel. Pero también ver que cuando el equipo se decide a atacar es muy complicado defenderlo.

Lo importante es tener claro que la semana que viene hay que visitar al CAU y que si vamos con la decisión de la segunda parte volveremos a tener otro partido muy parejo. Quien lo gane, deberá sudar hasta el final, pero sobre todo ser el que menos errores comenta.

Amunt Hospi, confianza para traer una victoria desde Valencia, en el próximo partido.

Esta semana no disponemos de álbum fotográfico pero aquí tenéis una selección de capturas de la retransmisión, así como una fotografía de vestuario, previa al partido (por cortesía de Alejandro Chamero).